Una lección de vida


Este hombre que puedes ver a mi lado en el escenario, no solo es un guitarrista espectacular y una parte importante de mi banda. Al igual que yo, él brilla en varios campos más allá que sólo la música. Es un gran fotógrafo, filósofo y profesor de yoga.
Precisamente regresó de sus estudios en la India hace unos meses, justo antes de que toda esta locura con este virus fuera una paranoia mundial.
Pero una de las cosas que yo aún no sabía, era que también es un gran escritor. Y he descubierto esa cara oculta hace unas horas, justo cuando he terminado de leer su nuevo libro La Muerte y el Chamán en español. Aunque me ha prometido que muy pronto también estará en inglés.
No es un libro extenso ciertamente. Siete capítulos cortos, como siete son las escaleras que suben al cielo. Pero te puedo jurar que encontrarás valiosa cada palabra que leas.
Para empezar, este libro no es ficticio. Es una historia real, triste y maravillosa que Cesc y su familia vivieron en su propia experiencia. Pero esa experiencia, que puedes encontrar en muchas otras vidas cotidianas; tiene con ellos una importante lección de vida para enseñarnos.
Cesc, que es un ser espiritual en busca de su propia verdad, explica en su libro el misterioso y maravilloso encuentro con un chamán, que curiosamente, en lugar de venir de las lejanas selvas del lejano Amazonas, vino directamente de la moderna Escocia de vacaciones a Salou..
La madre de Cesc estaba muy enferma en el hospital esos días, y este encuentro inesperado cambiará la percepción de la realidad y las creencias que Cesc y su familia habían vivido durante toda su vida.
Y créeme cambiará esa percepción también de ti. La forma en que nos explica cada detalle de estos días caóticos en los que alguien más habría perdido la cordura es, en su experiencia, una enseñanza para vivir. Para vivir y dejar ir a los que más amas con todo tu corazón.
Experiencias asombrosas e increíbles, viven codo a codo con la realidad cotidiana más dura y conducen tu mente a través de un viaje emocional claro y profundo. Después de lo cual no serás ya la misma persona. Como Cesc y su familia tampoco lo fueron.
En un mundo lleno de egoísmo, prisa y falta de empatía, La muerte y el chamán nos enseña la lección más importante de todas. Que la humanidad somos una familia única en el universo, y que esta familia nunca muere. Porque cada acto de amor de nuestras vidas, permanece en el corazón de los demás, convirtiendo en inmortales a aquellos seres queridos que llevamos en nuestros corazones.
Y toda esta gran lección, en solo siete capítulos. Eso, es brillante amigo mío. Muy brillante !!! ¡Muchas gracias!
Bendiciones.
Ian

Please follow and like us: