El gato y el ruiseñor


Tuve un gato hace algunos años. Cree si te digo que fue el ser más amable del universo. Cualquiera que diga que los gatos son seres malos o tramposos, nunca tuvieron la suerte de conocer a mi querido amigo.
Murió el 21 de octubre de 2012. Y fue un día muy, muy triste. Realmente lo quería como a un miembro de mi propia familia. Quizás más. 18 años a mi lado fue mucho tiempo para conocernos y aprender a respetarnos entre dos seres muy introspectivos y poco sociales. Pero ambos, con un alma luminosa y buenos sentimientos, supimos respetarnos mutuamente.
Pienso mucho en él, a menudo. Pero pienso aún más últimamente. Ahora que estamos viviendo en una especie de semi cárcel social global.
No me gusta la tele. No tengo una en realidad. Así que solía sentarme en un viejo sofá para escuchar mantras budistas o el CD de Springsteen durante horas y leer algunos de mis libros favoritos o trabajar escribiendo algún tipo de artículo periodístico en mi  portátil.
Él siempre estuvo ahí. Tranquilo. Sabio. Inmune al mundo incómodo que siempre está ahí afuera.
Mi buen amigo Mike, productor de la mayoría de mis álbumes, solía decir que había escuchado tantos mantras y respiró tanto incienso, que se convirtió en una especie de gato-buda. Y no estaba equivocado en realidad.
Incluso mi novia, que definitivamente no era una amante de los gatos, se sentía bien a su lado. Realmente era un ser excepcional.
Si por alguna razón abría la puerta, él solía quedarse allí en la misma línea sin salir pasase lo que pasase. Yo podía salir del recibidor y entrar por algo; que él nunca salió de la casa.
Pienso que al igual que él, todos estamos hoy en la misma línea de la puerta y nos quedamos en casa sin pensar ni un minuto en abandonar nuestras casas. Ese es el poder de una ensalada hecha de virus invisible con algo de política.
¿Pero quieres saber qué es más poderoso que esta ensalada? Puedes creerlo o no, por supuesto. Aunque no me importa mucho que lo hagas, de todos modos. Fue una experiencia real y medible en presencia de la entonces mi novia y yo.
Tengo muchas anécdotas interesantes con él. Como la de algunos días después de su muerte y una coincidencia realmente misteriosa con mis creencias sobre las señales de nuestros seres queridos y los ruiseñores. Fue una situación algo escalofriante, la verdad.
Medité durante varios días siguiendo una vieja tradición espiritual en la que una vela diaria debe encenderse durante diez días para guiar el camino de nuestros seres queridos. Después de diez largos días lluviosos; el último día le pedí en meditación una especie de señal para decirme que estaba bien y que estaba en un nuevo lugar bueno y real.
Y bueno … pues ese es el punto donde ocurren los milagros! Sabía que en algunas tradiciones antiguas los ruiseñores son los mensajeros de las almas. Pero ni me imaginaba cuán verdaderamente iba a ser cierto, en realidad.
Vivíamos entonces en un piso alto donde nunca, nunca, nunca, en 6 años ningún pajarito se detuvo allí, ni siquiera por coincidencia. Te puedo jurar que nunca.
Ese día. Justo ese día preciso. Perturbando mi mente lógica y cero esotérica; Apareció un ruiseñor y revoloteó nuestro balcón durante varios minutos. Incluso tuve tiempo de llamar a mi novia para que viese la increíble exposición.
Finalmente, se detuvo unos segundos en la ventana; cantó y se fue volando al cielo.
Al día siguiente, tomé mi guitarra y escribí mi canción “Where is the sun?” inspirado por los diez días de lluvia y la asombrosa experiencia espiritual que vivimos ese día.
A ver, está claro que no soy un iluminado ni nada parecido. Nunca he vuelto a experimentar algo como esto. Y nunca vimos otro pájaro allí después de esto.
¿Qué podría decir? Nadie me convencerá de que no fue un tipo de mensaje de mi querido, ascendido y amable gato-buda. Está grabado en mi memoria como si fuera ayer. Y todavía me estremezco al recordarlo.
En estos días, cuando nuestro mundo parece ir al infierno más profundo, estos recuerdos me traen paz, esperanza y fe. Y es por eso, que quería compartir esta historia sinceramente con vosotros. Esperando que te traiga esperanza. Y esperando que todos los ruiseñores del Universo vengan y nos protejan a todos con sus adorables alas.
Love
Ian

Please follow and like us: