Saltando a bailar


Cuando eres un joven músico (especialmente si te criaste en los 80), toda tu carrera profesional es como una especie de lucha para apuntalar tu identidad. Defiendes un tipo de música, un estilo y una forma única de interpretar música, pensando que tienes la verdad absoluta y pensando que los demás están equivocados, o que los otros estilos musicales no son lo suficientemente dignos para ti.
Creo que es bastante similar a lo que el gran escritor Wayne W. Dyer llamó el amanecer de la vida. Cuando crees que todo el mundo se mueve a tu alrededor. Pero es solo un sueño. Solo un espejismo. Porque cuando llegas al atardecer de tu vida, simplemente entiendes que no hay una sola forma de hacer las cosas. Y hay muchas maneras diferentes en que puedes hacer algo bueno.
La simple pregunta que debes hacerte a ti mismo es; qué pasión, qué amor y qué tipo de intención tengo en mis actos y decisiones. Y si la respuesta es la de crear algo bueno, honesto, con un grado de calidad y permitir mejorar la vida de los demás; créeme. Has dado en el clavo.
Durante algunos años, he estado experimentando con otros estilos musicales. Tratando de no caer en la dictadura de mis propias preferencias. Y creo que esta forma de pensar abrió mi mente y mi música para poder ser un mejor artista.
Yo diría mucho más. Diría que incluso esto me ha hecho apreciar todavía más mi estilo de música favorito, que es el Heartland Rock. Y que para hacer una cosa, no necesito dejar la otra.
Soy un hombre de rock. Y continuaré interpretando y grabando la mayoría de mis obras en mi estilo musical real, favorito y más profundo. Pero esto no significa que esté cerrado a otros estilos y proyectos.
Cerca de la ciudad donde vivo, hay un agradable pub donde toco a menudo. Y cuando termino mi espectáculo, por lo general, comienzan una noche de sesión de bailoteo. Y el maestro de ceremonias es el gran productor y DJ; Alf Lafrench. Es un buen amigo mío y un muy gran artista; un verdadero loco con todo tipo de música.
Estuvimos hablando de trabajar juntos en un nuevo proyecto. Yo tenía algunas versiones country aburriéndose en mi carpeta y que realmente no sabía cómo trabajarlas. Así que se las envié, y él decidió trabajar en la canción country de Buck OwensStreets of Bakersfield“.
El resultado final en esta colaboración antagónica, es una canción tremenda disco / funk / house / clubmix / country, de la que estoy muy orgulloso. Mi amigo Alf se revela como un gran productor. Y esta es una nueva experiencia emocionante en mi carrera.
Como anécdota, puedo decir que el clip es bastante peculiar. Todo este trabajo me atrapó en medio del encierro social que estamos viviendo estos días. Y mis recursos en mi hogar actual, precisamente este año, son muy limitados.
Por lo tanto, con recursos muy, muy improvisados, grabé un video confinado hecho con un teléfono de 80€, una lámpara con diseño de osito de peluche y una sábana verde. Un rato divertido, en serio…
Abrazos
Ian

Please follow and like us: