Un día para los milagros


Tal día como hoy en el mundo budista, existe una celebración llamada Chötrul Duchen (en idioma tibetano significa “Gran Día de las Manifestaciones Milagrosas“). Conocido también como Festival de las Lámparas de Mantequilla. Es una de las cuatro celebraciones más destacadas en todos los linajes budistas y, según las tradiciones antiguas, todos nuestros méritos y beneficios como buenas personas y seguidores del “Dharma”, se multiplicarán exponencialmente por 100.000 millones de bendiciones. Bendiciones que limpian el karma y vencen los obstáculos para encontrar la propia realización.
Fui un budista convencido durante muchos años en el pasado. Solía ​​asistir a retiros, pujas y enseñanzas regularmente. Incluso tuve la fortuna de ver a Su Santidad el Dalai Lama y hacerle alguna pregunta acerca del Tibet en un par de ocasiones. Por supuesto, como periodista, a cierta distancia.
A través de los años, mi crecimiento personal me ha redirigido a una mezcla de muchas creencias a las que llamo Trascendentalistas-Humanistas. Más de acuerdo con mi mente lógica, y no exactamente religiosa en realidad, pero intrínsecamente relacionada con todo lo espiritual.
Pero de todas mis influencias emocionales (Cristianismo, Hinduismo, Islam, Taoísmo, ciencia clásica y cuántica desde todos sus ángulos de visión … y la música de Springsteen, por supuesto 😜) el Budismo sigue siendo uno de los pilares más importantes en cada acto de mi vida.
Por tanto, un día como hoy; Un día para los milagros. Justo en medio de las tristes consternaciones que vive nuestro mundo hoy en día, dedicaré mis actos, pensamientos y palabras para construir un Karma pacífico, próspero y afortunado. Por ti, por mí, por todos.
Mis mejores deseos.
Ian

Please follow and like us: